Cura el flemón o absceso dental con 11 remedios caseros

hace 2 semanas · Actualizado hace 2 semanas

Contenido de esta publicación

Un flemón o absceso dental es una infección bacteriana que se forma en la raíz de un diente o en las encías. Puede ser extremadamente doloroso y causar hinchazón en la zona afectada. Si bien es importante buscar atención dental profesional para tratar un flemón, también existen remedios caseros que pueden ayudar a aliviar los síntomas y acelerar el proceso de curación. A continuación, te presentamos 11 remedios caseros efectivos para curar un flemón o absceso dental.

Enjuague bucal con agua salada

Un enjuague bucal con agua salada es uno de los remedios caseros más simples y efectivos para tratar un flemón o absceso dental. La sal tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la infección y aliviar el dolor. Para hacer el enjuague, disuelve una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y enjuaga tu boca con esta solución varias veces al día.

Compresas calientes

Las compresas calientes pueden ayudar a reducir la hinchazón y aliviar el dolor causado por un flemón o absceso dental. Aplica una compresa caliente en la zona afectada durante 15-20 minutos varias veces al día. Puedes usar una bolsa de agua caliente o sumergir una toalla en agua caliente y aplicarla en el área dolorida.

Enjuague bucal con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es otro remedio casero eficaz para tratar un flemón o absceso dental. Tiene propiedades antibacterianas y ayuda a equilibrar el pH de la boca, lo que puede ayudar a reducir la infección. Para hacer el enjuague, disuelve una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua tibia y enjuaga tu boca con esta solución varias veces al día.

Compresas de aceite de clavo de olor

El aceite de clavo de olor tiene propiedades analgésicas y antibacterianas que pueden ayudar a aliviar el dolor y reducir la infección de un flemón o absceso dental. Empapa una bola de algodón en aceite de clavo de olor y aplícala en el área afectada durante unos minutos. Repite este proceso varias veces al día.

Enjuague bucal con vinagre de manzana

El vinagre de manzana es conocido por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, lo que lo convierte en un remedio casero efectivo para tratar un flemón o absceso dental. Mezcla una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua tibia y enjuaga tu boca con esta solución varias veces al día.

Compresas de té de manzanilla

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes que pueden ayudar a reducir la hinchazón y aliviar el dolor causado por un flemón o absceso dental. Prepara una taza de té de manzanilla y deja que se enfríe. Luego, empapa una bola de algodón en el té y aplícala en el área afectada durante unos minutos. Repite este proceso varias veces al día.

Enjuague bucal con agua oxigenada

El agua oxigenada es un desinfectante natural que puede ayudar a eliminar las bacterias y reducir la infección de un flemón o absceso dental. Mezcla partes iguales de agua oxigenada y agua y enjuaga tu boca con esta solución durante unos minutos. Luego, enjuaga con agua tibia. Repite este proceso varias veces al día.

Compresas de ajo

El ajo tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la infección y aliviar el dolor de un flemón o absceso dental. Machaca un diente de ajo y colócalo directamente sobre el área afectada durante unos minutos. Repite este proceso varias veces al día.

Enjuague bucal con té de salvia

La salvia tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la infección y aliviar el dolor de un flemón o absceso dental. Prepara una taza de té de salvia y deja que se enfríe. Luego, enjuaga tu boca con el té varias veces al día.

Compresas de bolsitas de té negro

Las bolsitas de té negro contienen taninos, que son compuestos que pueden ayudar a reducir la hinchazón y aliviar el dolor de un flemón o absceso dental. Humedece una bolsita de té negro en agua caliente y aplícala en el área afectada durante unos minutos. Repite este proceso varias veces al día.

Enjuague bucal con aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la infección y aliviar el dolor de un flemón o absceso dental. Mezcla unas gotas de aceite de árbol de té en un vaso de agua tibia y enjuaga tu boca con esta solución varias veces al día.

Recuerda que estos remedios caseros son complementarios al tratamiento dental y no deben reemplazar la atención profesional. Si experimentas síntomas graves o el flemón no mejora después de unos días, es importante que busques atención médica de inmediato.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cura el flemón o absceso dental con 11 remedios caseros puedes visitar la categoría Remedios Naturales.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir