11 mejores remedios caseros para desinflamar las amígdalas

hace 4 meses · Actualizado hace 4 meses

Contenido de esta publicación

Las amígdalas son dos estructuras en forma de almendra ubicadas en la parte posterior de la garganta. Son parte del sistema inmunológico y ayudan a combatir infecciones. Sin embargo, a veces las amígdalas pueden inflamarse, lo que puede causar dolor de garganta, dificultad para tragar y otros síntomas incómodos. Afortunadamente, existen varios remedios caseros que pueden ayudar a desinflamar las amígdalas de forma natural. A continuación, se presentan los 11 mejores remedios caseros que te ayudarán a desinflamar las amígdalas.

Gárgaras de agua salada

Las gárgaras de agua salada son uno de los remedios caseros más efectivos para desinflamar las amígdalas. La sal ayuda a reducir la inflamación y alivia el dolor de garganta. Para hacer gárgaras de agua salada, disuelve media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia y realiza las gárgaras durante 30 segundos. Repite este proceso varias veces al día.

Compresas frías

Las compresas frías pueden ayudar a reducir la inflamación de las amígdalas. Aplica una compresa fría en el cuello durante 15 minutos cada hora para obtener alivio. También puedes envolver hielo en una toalla y aplicarlo en el área inflamada durante 10-15 minutos cada hora.

Té de jengibre

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a reducir la inflamación de las amígdalas. Prepara una taza de té de jengibre agregando una cucharadita de jengibre fresco rallado a una taza de agua caliente. Deja reposar durante 10 minutos, cuela y bebe. Puedes endulzar el té con miel si lo deseas.

Miel y limón

La miel y el limón son dos ingredientes que pueden ayudar a aliviar el dolor de garganta y reducir la inflamación de las amígdalas. Mezcla el jugo de medio limón con una cucharada de miel y tómalo varias veces al día. La miel también tiene propiedades antibacterianas que pueden ayudar a combatir la infección.

Infusión de manzanilla

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a reducir la inflamación de las amígdalas. Prepara una infusión de manzanilla agregando una bolsita de té de manzanilla a una taza de agua caliente. Deja reposar durante 10 minutos, cuela y bebe. Puedes endulzar la infusión con miel si lo deseas.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana tiene propiedades antibacterianas y puede ayudar a combatir la infección en las amígdalas. Mezcla una cucharada de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua tibia y realiza gárgaras con esta solución varias veces al día. También puedes beber una cucharada de vinagre de sidra de manzana diluido en agua tibia.

Ajo

El ajo tiene propiedades antibacterianas y puede ayudar a combatir la infección en las amígdalas. Masticar un diente de ajo crudo varias veces al día puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor de garganta. También puedes agregar ajo a tus comidas o tomar suplementos de ajo, pero asegúrate de consultar a un médico antes de hacerlo.

Cúrcuma

La cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a reducir la inflamación de las amígdalas. Mezcla media cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso de leche caliente y bébelo antes de acostarte. También puedes agregar cúrcuma a tus comidas o tomar suplementos de cúrcuma, pero consulta a un médico antes de hacerlo.

Aloe vera

El aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a reducir la inflamación de las amígdalas. Extrae el gel de una hoja de aloe vera y aplícalo directamente en el área inflamada. Deja actuar durante 15-20 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Repite este proceso varias veces al día.

Aceite de coco

El aceite de coco tiene propiedades antimicrobianas y puede ayudar a combatir la infección en las amígdalas. Realiza gárgaras con una cucharada de aceite de coco durante 10-15 minutos varias veces al día. También puedes agregar aceite de coco a tus comidas o usarlo para cocinar.

Descanso y cuidado adecuado

El descanso adecuado y el cuidado adecuado son fundamentales para desinflamar las amígdalas. Descansa lo suficiente, evita alimentos y bebidas calientes o picantes, bebe mucha agua para mantener la garganta hidratada y evita fumar o estar cerca de personas que fuman. Además, evita el contacto con personas enfermas para prevenir la propagación de la infección.

Estos 11 remedios caseros pueden ayudarte a desinflamar las amígdalas de forma natural. Sin embargo, si los síntomas persisten o empeoran, es importante consultar a un médico para recibir un diagnóstico adecuado y un tratamiento adecuado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 11 mejores remedios caseros para desinflamar las amígdalas puedes visitar la categoría Remedios Naturales.

Contenido Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir